La diputada del PP reprocha al Gobierno que impida, como en la ‘ley del
sólo sí es sí’, la comparecencia de expertos y de la sociedad civil “en una
clara actitud totalitaria”. “Nuevamente se desprecia al Parlamento como
lugar de debate, encuentro y consenso”, lamenta

Critica al Ejecutivo por profundizar “en el oscurantismo y en las actitudes
excluyentes y antidemocráticas”. En este sentido, afirma que “una ley que
desoye a todos los que alertan sobre los problemas que se derivarán de
optar por que el deseo o la sola voluntad de la persona sea determinante
del género al margen del sexo biológico, no es una ley democrática”

Destaca que médicos y sus corporaciones colegiales, psicólogos,
asociaciones de madres y padres de menores con disforia de género,
asociaciones feministas y académicos, entre otros, reclaman una
reflexión serena

Subraya que “las equivocaciones en esta ley afectan directamente a las
personas, a su dignidad, a su salud, a sus sentimientos y a su futuro”.
“Muchas decisiones que se adopten al amparo de este nuevo marco
jurídico van a hacer derramar muchas lágrimas”, advierte

“Nos preocupa de forma prioritaria cómo se aborda la autodeterminación
de género, especialmente respecto a los menores, y las enmiendas
presentadas por algunos grupos no resuelven los problemas”, explica
Moro, quien vuelve a ofrecer las enmiendas del PP para “proteger a los
menores de forma eficaz”

También muestra una “extraordinaria preocupación por los efectos de
esta ley en otros miembros de la sociedad, en particular en las mujeres”.
En este sentido, denuncia que esta norma “va a dejar sin efecto real las
normas aprobadas para luchar contra la violencia contra la mujer o para
trabajar para eliminar las brechas de desigualdad”.

Remarca que “el PP se opone a esta ley porque está con la igualdad, la
no discriminación y la protección de los más vulnerables”; y esta norma
lleva directamente a enfrentar a las personas y a desactivar los efectos
jurídicos de las pensadas para proteger a las mujeres y a los menores

También advierte que esta ley romper todas aquellas normas que se
basan en la necesidad de reconocer la diferencia con un trato de equidad

Reprocha al PSOE que se arrodille ante sus socios minoritarios que le
exigen “borrar el sexo biológico y los conceptos, entre otros, de padre y
madre, con una técnica tan deficiente que va a generar variados
conflictos”

“Esta ley confunde despatologización con desconfianza y fobia a los
profesionales sanitarios, optando por el autodiagnóstico desde edades
muy tempranas”, denuncia la diputada popular, quien añade que esta
norma “aparta a los padres de sus responsabilidades y de sus afectos y
preocupaciones por sus hijos, convirtiéndoles en los peores sospechosos
por el mero hecho de querer ayudarles y acompañarles”

Subraya que “el PP trabaja parar eliminar discriminaciones y que la
sociedad sea más inclusiva, pero esta no es la ley que necesitan sus
destinatarios ni la sociedad”. Por ello, el Grupo Popular ha puesto encima
de la mesa enmiendas que daban como resultado un texto mejor, pero
ninguna de ellas ha sido atendidas por los partidos del Gobierno