Los senadores del Partido Popular por Salamanca han registrado en esta semana una pregunta escrita al Gobierno donde le reclaman que se restauren los servicios de bebida y alimentación presenciales o por máquinas expendedoras en los servicios ferroviarios en general pero muy especialmente en los trenes de Salamanca. En su opinión la ola de calor, añadido al uso de las mascarillas, supone un inconveniente importante para que los usuarios puedan combatir las altas temperaturas en plena ola de calor. La falta de información sobre la falta de bebidas por parte de los usuarios del ferrocarril hace que éstos no vengan provistos de la bebida o alimentación suficiente ni puedan comprarlos en caso de necesidad. Recientemente ya se han producido en otros trayectos situaciones de emergencia ante pasajeros que han sufrido golpes de calor y no ha habido recursos para ayudarles. La cancelación de estos servicios se hizo en pleno confinamiento Covid para evitar el uso de las máquinas por parte de diferentes usuarios y reducir el riesgo de contagio, pero esa situación médica ya se ha superado hace más de un año en otros entornos. Los senadores aprovechan también para reiterar su demanda de mayor frecuencia ferroviaria en nuestras conexiones como forma básica de luchar contra la despoblación y el reto demográfico. ​