Los diputados José Antonio Bermúdez de Castro y María Jesús Moro, y los senadores Bienvenido de Arriba, Gonzalo Robles y Esther del Brio, han valorado del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para la provincia de Salamanca, unas cuentas que, a juicio de los parlamentarios, “nacen muertos y son papel mojado porque tanto el INE como el FMI han corregido a la baja el crecimiento y las previsiones económicas del gobierno, con lo que el cuadro macroeconómico en el que se sustentan se cae y  convierten los PGE  en pura ficción”. En este sentido, José Antonio Bermúdez de Castro afirmó que “estos PGE no tienen ninguna credibilidad y están llenos de engaños y desajustes con partidas de gasto infravaloradas y con ingresos inflados, un desajuste que los salmantinos y todos los españoles pagaremos con más impuestos, más déficit y más deuda, y esa ecuación es el peor camino para consolidar la recuperación económica y el empleo y la receta perfecta para volver a la crisis”. Por tanto “estas cuentas son electoralistas y una mentira más, y serán perjudiciales para la recuperación económica, el empleo y el bienestar de los españoles”. Bermúdez de Castro apuntó además que organismos internacionales como el propio FMI pronostican que en 2022 seguiremos siendo el país de la UE con más paro y el más lento en la recuperación y añadió que estos presupuestos tampoco son sociales porque son profundamente insolidarios “de 2020 a 2022 estamos acumulando un déficit de 300.000 millones de euros, un déficit  que nos está llevando a una deuda por encima de 120 puntos sobre  PIB,  eso significa que nos estamos gastando el dinero de nuestros hijos y de nuestros nietos, que tendrán que pagar esa deuda, algo profundamente insolidario e injusto”.

En definitiva, apuntó el diputado, “unos PGE que son malos para los españoles y que van en la dirección contraria de lo que necesita España” y, “si son malos para España, para Salamanca son peores porque maltratan y castigan a nuestra provincia al reducir un año más las inversiones para Salamanca ya que destinan a Salamanca tan sólo 52,9M€, 8 millones menos que el año pasado y casi un 40% menos que el último presupuesto que aprobó en 2018 el  gobierno del PP para Salamanca”. “En estos PGE no hay apenas proyectos de inversión para Salamanca y los que hay cuentan con partidas pequeñas. Pero si estos PGE demuestran la falta de compromiso y el castigo del gobierno socialista a Salamanca, en la programación plurianual de inversiones dibujan algo tanto o más grave ya que muchas de las inversiones más importantes que dejó programadas y dotadas en Presupuestos el PP en 2018, que se prorrogó en 2019 y 2020, no se han ejecutado o se han retrasado”. “Hay proyectos como Acceso Norte que han desaparecido,  otros se han retrasado  y otros ni siquiera han comenzado”, “este es el caso del Centro de la Memoria, la ronda de Buenos Aires o la Electrificación, ejemplos que demuestran que el dinero que estaba destinado para ser invertido  Salamanca no se ha ejecutado y el gobierno de Sánchez lo ha venido utilizando para otras partidas y otros territorios  o como moneda de cambio para pagar el peaje a sus socios nacionalistas, una estafa y una burla a los salmantinos”.

Sobre otras partidas presupuestarias de algunos ministerios, la diputada Maria Jesús Moro apuntó que la dedicación a Salamanca de “la mayoría de los ministerios que encarecen a este gobierno es prácticamente nula”. Ministerios como Justicia, Universidad, o Defensa no consignan ni un solo euro a Salamanca, e Interior dedica 450.000€, una cantidad “mísera” para las carencias de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En Justicia, apuntó la diputada, “hay deudas pendientes desde 2018, como la de la Audiencia Provincial, para cuyo edificio el Partido Popular presupuestó, y cuya partida va disminuyendo en cada presupuesto” y, por ejemplo en Ciencia, además del edificio del IRNASA, dedican una ínfima partida a investigación.

Por su parte, el senador Bienvenido de Arriba tachó las cuentas públicas de “imprudentes, electoralistas e irresponsables” ya que el Gobierno está situando a España en grave riesgo de vulnerabilidad “La respuesta a la crisis en la que nos encontramos no son los presupuestos presentados por el Gobierno de Pedro Sánchez. “Este Gobierno ha construido la casa de los Presupuestos por el tejado del gasto con unos cimientos de arena ya que en tres años el Gobierno del Señor Sánchez va a acumular un déficit cercano a los 300.000 millones de euros que en palabras de Nadia Calviño pagarán nuestros hijos y nuestros nietos” “Mientras, reparten 400€ a cada joven como regalo de cumpleaños para que los gasten donde el gobierno les diga, endosa al mismo tiempo a cada uno de los españoles una deuda de 5.350 €”. Por lo tanto, aseguró “son unos presupuestos irresponsables porque amparan los gastos en unos falsos ingresos. Suponen un despilfarro de gasto improductivo que generará más déficit y más deuda e impuestos disparados, con una inflación del 4%, el llamado impuesto a los pobres, fruto especialmente del aumento del recibo de la luz, escondiendo a su vez, subidas de impuestos a las clases medias y a las pymes, impuestos que tienen comprometidos con Bruselas hasta que se presente el informe de expertos el próximo año, como las relativas a peajes, diésel y cotizaciones sociales”. “Se vuelve a penalizar los planes de pensiones, sube el impuesto de matriculación y se incorpora el mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades lanzando un claro mensaje, ahuyentar a los inversores de nuestro país”. “La izquierda es fiel a su tradición: empobrecer a la clase media y castigar a los emprendedores. Estamos ante unos presupuestos que no son ni escudo ni sociales. El escudo social del Gobierno es puro humo propagandístico. El eslogan de Pedro Sánchez es que nos encontramos ante los PGE de mayor gasto social de la historia, pero la realidad es que la mayor cantidad se destina a pensiones y desempleo”.

“No solo consiste en presupuestar”, añadió, “se necesita gestionar eficaz y ágilmente para que llegue a quien más lo necesita. Desde la propaganda se está jugando con las expectativas de los más vulnerables. En dependencia la financiación es insuficiente. En sanidad se reduce un 10% el presupuesto con respecto a ejercicios anteriores y la dotación económica para atención primaria equivale a un 4,4 % de las necesidades mínimas que exigen los profesionales”. “Se necesita un compromiso de Estado que hoy no existe. El precio público de estos presupuestos es una Ley de vivienda que menoscaba la economía de libre mercado, la seguridad jurídica y que pisotea la propiedad privada”

“La respuesta a la crisis -terminó Bienvenido de Arriba- no son estos Presupuestos. Estos presupuestos son la prueba definitiva de que el Gobierno de Pedro Sánchez es el mayor obstáculo para el crecimiento de la economía española y para la creación de empleo. Una vez más el Gobierno incurre en la negación de la realidad y en las políticas ideológicas que han hundido a España en la mayor crisis sanitaria, económica y social entre todos los países de nuestro entorno y que nos han situado a la cola de la recuperación en Europa”.