Las procuradoras populares Carmen Sánchez Bellota y Rosa Estéban Ayuso han desgranado hoy los presupuestos del Gobierno de Mañueco para 2022 en Castilla y León y sus inversiones para la provincia de Salamanca. Unas cuentas que son las más altas de la historia de la Comunidad, con 12.835 millones de euros, un 4,42% más que los de este año y que “son los que necesita Castilla y León para la recuperación económica y social, centrados en las familias, en las empresas y en el desarrollo de los territorios que luchan contra la despoblación y mejoran los servicios públicos”.

Las procuradoras apuntaron que estos presupuestos “protegen a las personas de Castilla y León ya que aumenta el gasto social, que llega al 83% del presupuesto destinado a estas consejerías” y “promueven la actividad económica, con una subida del 26% en políticas de crecimiento y creación de empleo”.

Además, destacaron, “Mañueco cumple su compromiso de seguir bajando los impuestos”. “Los presupuestos contemplan bajadas de impuestos y tasas, especialmente en el mundo rural, los beneficios fiscales dejan en el bolsillo de familias y empresas más de 509 millones euros, aumentan al 40% la deducción por nacimiento o adopción en municipios de menos de 5.000 habitantes y reduce el impuesto de transmisiones a las empresas que se instalen en el mundo rural”. Unos presupuestos, continuaron, que piensan en Salamanca y atienden las necesidades reales de los salmantinos”.

Suben las inversiones reales en el territorio y aumenta el carácter social de las cuentas

Los presupuestos para 2022 aumentan las inversiones reales en el territorio, en todas las provincias de la comunidad, con un incremento del 39%. Salamanca aumenta el 5,14%, “demostrando así como el Gobierno de Mañueco tiene en cuenta a nuestra provincia al reconocer, con las fuerza de las cifras, la relevancia de Salamanca en el proyecto común de Castilla y León”.

Esta apuesta por Salamanca, continuaron las procuradoras, “integra un esquema de inversiones para la provincia en la que observamos la apuesta en el ámbito educativo con la inversión en el IES Vía de la Plata de Guijuelo con casi 2M€, la ampliación de las aulas del CRA María Moliner de Castellanos de Moriscos o el equipamiento digital de las aulas educativas con más de 8,5M€”. Además, añadieron, “al margen de las inversiones en infraestructuras, el compromiso del Gobierno de Mañueco con la educación y las familias pasa especialmente por el apoyo a la gratuidad de la Educación Infantil de 2 a 3 años”.

El carácter social de los presupuestos de la Junta de Castilla y León se evidencia también, según las parlamentarias, en otra importante infraestructura para la provincia, la nueva residencia de mayores de Puente Ladrillo, que tiene prevista su finalización en 2023 y en la que se invertirán 10,7M€ en 2022. La atención a los mayores es uno de los pilares en los que se basan las cuentas públicas regionales. En este sentido, la puesta en marcha de programas de atención a la tercera edad, dependencia o discapacidad acapara una importante inversión.

En Salamanca, el ámbito social y sanitario ha marcado los presupuestos de la Junta de Castilla y León durante los últimos años. El recientemente estrenado Hospital Universitario ha acaparado la mayor parte de las inversiones pasadas y a la finalización de este proyecto se consignarán 11,2M€ y otros 5M€ para equipamiento. Además, la Junta de Castilla y León contempla inversiones en los centros de Salud de Prosperidad, el Zurguén y Santa Marta, reafirmándose así en el compromiso con el bienestar y la salud de los salmantinos.

“Existe además un compromiso con la ciencia y la investigación – destacaron las procuradoras- que se evidencia en las dotaciones presupuestarias que se asignan tanto a la Fundación de Investigación Biomédica de Salamanca como a la Fundación de la Universidad de Salamanca, medicina regenerativa y terapia celular, así como al Centro del Cáncer, al que se le dotará de más de 250.000€”.

Compromiso con el medio rural

Por otra parte, añadieron, “son unos presupuestos con especial atención al desarrollo rural, a la lucha contra la despoblación, y los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030”. Ejemplo de ello es la reducción del impuesto de transmisiones patrimoniales a empresas que se instalen en el medio rural “se bonificará la compra y el alquiler de explotaciones agrarias prioritarias y fincas rústicas, se congelarán tasas con carácter general, se bonificará el 95% de la tasa de la licencia de la clase A de caza y la B de pesca”.

Se incrementa además la colaboración con el Plan de Cooperación Local que sube más de un 29% en toda la comunidad. “Es necesario la reactivación económica y el equilibrio entre territorios de la comunidad”, manifestaron.

En las partidas de agricultura, ganadería y desarrollo rural continúan siendo importantes proyectos de calado como la inversión en el regadío de La Armuña, al que se destinarán 2,6M€ en 2022, las concentraciones parcelarias de Hinojosa de Duero o Masueco, el canal de la Maya, los drenajes de regables de Arabayona, o las obras en el invernadero del Centro Regional Diagnóstico de Aldearrubia, entre otras inversiones. Existe también un compromiso con el Medio Ambiente ya que a través de Somacyl se destinarán más de 6,7M€ a abastecimiento de aguas potables y plantas de depuración en los municipios.

Y, en cuanto a la consejería de Fomento y Medioambiente quisieron añadir los 4,3M€ presupuestados para el enclave logístico Salamanca Zaldesa, así como diversas obras en carreteras regionales.

Unas cuentas, concluyeron, “con los que se seguirá trabajando por proteger a los castellanos y leoneses además de promover la actividad económica mediante un esfuerzo presupuestario que un año más seguirá manteniendo a nuestra comunidad en una posición de liderazgo en los servicios públicos según todos los indicadores sociales y educativos frente a los Presupuestos Generales del Estado que no han dejado inversiones en Salamanca y han dejado abandonada a nuestra tierra”.