El Partido Popular de Salamanca ha participado en la #rebeliondealcaldes, una iniciativa del Partido Popular y de Pablo Casado para defender los derechos de los ciudadanos y reclamar al Gobierno y a Sánchez los recursos que necesitan las administraciones locales para hacer frente al impacto del Covid-19. Hasta Madrid han viajado el presidente de la Diputación y presidente del PP salmantino, Javier Iglesias, el secretario provincial y alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, así como un grupo de alcaldes de los municipios más grandes de la provincia de Salamanca.

En el acto se ha censurado el abandono del Gobierno con los entes locales—“es el Ejecutivo más anti municipalista de la historia”–, se ha exigido la habilitación de un sistema de ayudas con un fondo de 4.000 millones por la crisis derivada del Covid y otro de 1.000 millones destinado específicamente al transporte público.

Además, se ha exigido, siguiendo las reivindicaciones realizadas desde la FEMP, que el porcentaje destinado a los ayuntamientos de los fondos europeos sea del 14,16%, que es el equivalente al gasto local en España respecto del gasto público total, y no del 4,2% como pretende el Ejecutivo.