El candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha presentado hoy las medidas de su programa de Gobierno en materia de medio ambiente. Iniciativas agrupadas en un modelo de ciudad sostenible, integrando los valores del entorno natural, y haciendo la ciudad más habitable para las personas, a la vez que se generan nuevas oportunidades para atraer y retener población y talento. Un modelo de ciudad que se irá extendiendo por toda Salamanca a través de la participación ciudadana y del diálogo con los vecinos.

El programa de Gobierno recoge el impulso a la Estrategia de Infraestructura Verde, para situar a Salamanca en la vanguardia de la defensa del medio ambiente y el desarrollo urbano sostenible. Al mismo tiempo, se seguirá desarrollando la Estrategia de Desarrollo Urbano Tormes+, a través de la modernización y mejora de las infraestructuras y servicios en los barrios trastormesinos, y la conversión del río Tormes en un espacio integrador de ocio y oportunidades.

En total, se contemplan 276 medidas a desarrollar durante los próximos quince años. Las primeras ya se han puesto en marcha, con la plantación de 93 olmos resistentes a la grafiosis y 481 árboles de distintas especies repartidos por parques, jardines y zonas verdes de toda la ciudad. Para los primeros cinco años ya se ha establecido un presupuesto estimado de 11.444.500 euros, desarrollando cerca de un centenar de proyectos.

Carlos García Carbayo se ha referido a cuatro importantes iniciativas para la ciudad. La primera, la redacción de un Plan de Micropaisajes y Microhábitats para introducir la naturaleza en aquellos ámbitos de la ciudad que carecen de zonas verdes, y cuya trama urbana impide una presencia homogénea del verde en sus calles.

La segunda iniciativa es el proyecto ‘Patios x el clima’ en los centros escolares, que consiste en la plantación de árboles en los centros escolares para contribuir a la mejora de la salud de los niños. Además, tendrá un carácter social, pues se realizará conjuntamente entre docentes, padres, alumnos y técnicos de medio ambiente.

La tercera iniciativa consiste en recuperar los antiguos cursos del agua de la ciudad, tomando como proyecto piloto la Vaguada de la Palma. Se trata del denominado Arroyo de los Milagros, junto al Cerro de San Vicente, origen de Salamanca hace más de dos milenios. Posteriormente se recuperarán otros cursos como el Arroyo de Santo Domingo, con el objetivo de aprovechar los recursos hídricos que actualmente permanecen escondidos bajo el asfalto. El objetivo es descubrir los paisajes escondidos del agua como directriz de una nueva ecología de los espacios públicos, sustituyendo el diseño urbano convencional por un diseño más verde, más sostenible. De esta forma, se mejora el espacio físico y su atractivo social, mediante una interacción intensa entre la naturaleza y la ciudad construida, implicando a los ciudadanos en el proceso.

Finalmente, la cuarta iniciativa propone recuperar las antiguas rutas pecuarias que atravesaban la ciudad, para que sean corredores verdes, comenzando por una Vía de la Plata Verde en sus casi siete kilómetros de longitud que atraviesan la ciudad. Este proyecto y el anterior se presentarán a convocatorias de fondos europeos.

MÁS ALLÁ DE LA BIODIVERSIDAD Y LA ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

El candidato del Partido Popular a la Alcaldía plantea un modelo de ciudad que va mucho más allá de un plan de ordenación del territorio al uso, posicionando a Salamanca como una ciudad media líder en la construcción de urbes más sostenibles, afrontando la nueva situación derivada del cambio global.

Esta Estrategia es un proyecto que va más allá de la biodiversidad, del llamado verde tradicional; es un plan de actuación más ambicioso que pretende crear un nuevo modelo de desarrollo de ciudad que aborde los tres ejes de la sostenibilidad: medio ambiente, con actuaciones en materia de agua, biodiversidad y recuperación de espacios degradados; sociedad, con la mejora de la salud urbana, integración de barrios y colectivos más vulnerables, educación en valores, etcétera; y economía, con el fomento del empleo y el emprendimiento, a través de la creación de nuevas actividades ligadas a esta infraestructura, nueva oferta turística e impulso de una estrategia agroalimentaria de la ciudad.

Carlos García Carbayo ha explicado que esta Estrategia medioambiental no es sólo una red convencional de parques periurbanos, como las existentes en otras ciudades europeas, los denominados anillos verdes; es una estrategia más innovadora que persigue conectar la ciudad con la naturaleza creando una infraestructura verde que complemente el otro gran valor de Salamanca: su patrimonio histórico.

Por tanto, es una Estrategia para recuperar espacios degradados, pero también para poner en valor el capital natural del término municipal, sus distintos ecosistemas (desde el río hasta la dehesa), o los corredores ecológicos. Se trata de un proyecto de ciudad, que a medio-largo plazo necesita la implicación de la ciudadanía y de los diferentes sectores y agentes de referencia de la sociedad salmantina. De manera que esta Estrategia, ligada a la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas (ONU), puede permitir a Salamanca convertirse en un referente en la implicación de las ciudades con esta Agenda Global, ayudando a encontrar nuevos ámbitos de progreso. Por eso contempla actuaciones en campos tan diversos como el agua, la economía, la biodiversidad, el patrimonio, la cohesión social, la mejora de salud urbana, la mitigación y adaptación al cambio climático, etcétera.

En definitiva, constituye la respuesta de una ciudad como Salamanca a los retos de un futuro en el que las urbes tendrán que adaptarse a una modificación de paradigma evidente, derivada del cambio global que se viene dando en las últimas décadas. Una estrategia para liderar esa transición medioambiental y para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, garantizándoles un devenir saludable, justo y sostenible.

OTRAS MEDIDAS PARA CONTRIBUIR A LA MEJORA DEL MEDIO AMBIENTE

El candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Salamanca también desgranó otras medidas sobre medio ambiente. Entre ellas, se continuará con la renovación de las redes de abastecimiento de agua, comenzando por los barrios Comuneros y Garrido, para seguir reduciendo las averías a la mitad e instalar modernas tuberías. De manera que se contribuya no sólo a minimizar las molestias a los vecinos y ofrecer un mejor servicio, sino también al ahorro de agua (en torno a un millón de metros cúbicos al año), equivalentes al consumo medio anual de una población de 15.000 habitantes.

Carlos García Carbayo también propone un mayor control de plagas, especialmente de las especies de pájaros que han incrementado en los últimos años su población, generando molestias entre los vecinos.