El portavoz de Derechos Sociales del Grupo Parlamentario Popular y senador por Salamanca, Bienvenido de Arriba, ha reclamado hoy al Gobierno que agilice cuanto antes la tramitación del Ingreso Mínimo Vital(IMV). Así lo ha solicitado durante el debate de una moción del GPP en la Comisión de Derechos Sociales del Senado, que ha sido aprobada a través de una enmienda transaccional del PSOE, en donde también ha reclamado al Ejecutivo que, durante la gestión de los expedientes, se elimine toda la burocracia “innecesaria” y se refuercen los recursos humanos y materiales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para que haga llegar esta prestación a los hogares más necesitados.

Durante la defensa de la moción, Bienvenido de Arriba ha dejado claro que el Gobierno “no está cumpliendo con las metas fijadas”, ya que 28 meses después de su implantación, el IMV ha llegado a 523.486 hogares en los que viven 1.453.773 personas. “Las tasas de pobreza en España son de las más altas de la UE”, ha denunciado.

En este contexto, el senador salmantino ha recordado que en la actualidad 13.181.467 personas están en riesgo de pobreza y exclusión social en nuestro país y el IMV tan solo alcanza al 14% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza de España. En este punto de su intervención, el portavoz de Derechos Sociales del PP en la Cámara Alta ha exigido que se refuercen los recursos humanos y materiales del Instituto Nacional de la Seguridad Social para que el IMV, que es una “prioridad”, llegue lo antes posible a los que más lo necesitan. Y ha propuesto que se establezca una atención presencial suficiente y necesaria en las distintas Oficinas del INSS para poder atender a todos los ciudadanos en tiempo y forma, y agilizar el sistema de citas permitiendo la elección del ciudadano sobre la modalidad de atención.

MÁS POBREZA QUE AL INICIO DE LA LEGISLATURA
“El IMV no deja de recibir múltiples críticas por sus problemas de tramitación, los numerosos requisitos que dificultan el acceso a las ayudas y el elevado número de denegaciones”, ha recalcado. “El laberinto burocrático de esta prestación ha hecho que en la mayor crisis social de la historia, el IMV se haya implantado con una lentitud desmedida”, ha reiterado.

En este contexto, el senador popular ha puesto de manifiesto que las erráticas políticas de personal, la falta de ocupación de los puestos de trabajo vacantes, el cambio de modelo de atención al público con el cierre de oficinas de atención, millones de llamadas desatendidas por desbordamiento, largas colas que se ocultan tras unas citas previas imposibles de conseguir y la interrupción de rentas por retrasos en el reconocimiento de derechos, “contribuyen a una panorama desalentador para quien solicita estas ayudas”. En este sentido, el dirigente del PP ha recordado que, según la AIREF, el IMV sólo llega a uno de cada cinco hogares en riesgo de pobreza o exclusión. A continuación, ha explicado que durante el pasado ejercicio sólo se ejecutó el 56% del presupuesto asignado y 400.000 hogares que podrían recibir el IMV aún no lo han solicitado. Es decir, tres de cada cuatro solicitudes son denegadas y casi 200.000 unidades familiares se quedaron sin esta prestación por falta de algún documento, por duplicidades o por la ausencia de alguna firma.

Así, Bienvenido de Arriba se ha dirigido a la bancada socialista para asegurar que “la gestión de esta prestación tiene un enorme campo de mejora”. En su opinión “la gestión del IMV no ha resuelto los objetivos de disminución de la pobreza y de procurar la inclusión social y laboral de sus beneficiarios. Hoy existe más riesgo de pobreza y exclusión social que al inicio de Legislatura”. Con este panorama, el senador ha explicado que dos años después de la aprobación del IMV “la medida estrella del Gobierno contra la pobreza alcanza a poco más del 60% de lo que prometieron”. “El escudo social no puede ser un mero eslogan. No basta. El Gobierno es incapaz de reparar las grietas de esta medida estrella porque no se logra que llegue a quien verdaderamente más lo necesita”, ha concluido.